Profesor Sergio Mazzini

Mi inquietud por las disciplinas orientales surge desde pequeño. Por ese entonces no estaban muy difundidas y solo pude acceder a la práctica de Judo infantil, participando incluso en diferentes competiciones.


Desde mi niñez tenía cierta claridad de lo que quería, solo me faltaba encontrarlo. Fue así como me acerqué más tarde al Karate Do y brevemente al Kung Fu, incluso practiqué algunos años de Hatha Yoga. Obtuve una buena preparación física y algunas cualidades Marciales y también una primera idea del trabajo interior, la energía y la meditación.


Con el tiempo la vida me fue llevando a dejar estas actividades. Me atrajeron las Artes plásticas y otras actividades intelectuales, alejándome totalmente de mi entrenamiento físico.


Algunos años de malos habitos, y algunas enfermedades deterioraron mi salud. Intenté retomar las Artes marciales, pero no soportaba los entrenamientos y además el aspecto competitivo me generaba cierto rechazo. También intenté retomar el Hatha Yoga, pero incluso con todo el respeto que esta disciplina me merece, no me sentía en mi medio.


Finalmente alguien me hablo de una exhibición de Tai Chi Chuan y sin conocer esta disciplina , sabía que era lo que estaba buscando. Y así fue, desde ese día no he dejado de practicar. Mi estado físico y mi salud fueron mejorando lentamente. Encontré lo que unía todo lo que me interesaba, Arte Marcial, Meditación, Bioenergética y armonía. Descubrí además que esta actividad estrechaba vínculos de amistad y me volví más sociable y participativo con otra personas. Aunque pueda sonar como anuncio publicitario, debo decir que el Tai Chi Chuan cambió totalmente mi vida. Además de mejorar mi actitud mental, la relación con las emociones y mi estado físico, cambió mis objetivos de vida.


Algunos años despúes deje mi profesión (diseño gráfico, maquetación, etc.) y decidí dedicarme a la enseñanza del Tai Chi Chuan .
Comencé a practicar en el año 1985, con el profesor Fernando Chedel en la Asociación Argentina de Tai Chi Chuan estilo Yang, dirigida por el Maestro Ma Tsun Kuen.


Al transladarme a Madrid conocí al Maestro Liu Chuen Yuen (conocido Maestro que enseñaba en el Parque del Retiro), y practiqué con él algunos años, hasta que el Maestro murió. Un gran vacío se generó en mi vida, ya que la presencia del Maestro significaba mucho para mi. Pero recordé que alguna vez nos había dicho que un día cuando él ya no estuviera aparecería alguien que nos enseñaría incluso, cosas más avazadas de las que él nos enseñaba. Recordando estas palabras y en memoria del Gran Maestro Liu, decidí practicar con más esmero e intensidad aún.


Mientras tanto recorría distintos centros de Madrid buscando a quién pudiera seguir con mi formación, pero lamentablemente no encontré lo que estaba buscando.


Pasado cierto tiempo llegó a mis manos una invitación para un curso de Tai Chi Chuan estilo Chen. Debo confesar que el hecho de que lo dictara un occidental, el Maestro Pedro Valencia, no me atraía mucho, pero años atrás había conocido en Argentina a su Maestro Ton Kuan Yuen y decidí asistir. La sorpresa sobrepasó mis espectativas al ver el gran nivel que poseía Pedro, y además me impactó la importancia que daba a la práctica de la meditación. Desde ese día sigo practicando con él, y asistiendo a los cursos que imparten Feng Zhi Quiang, Chen Xiang y Feng Xiu Quiang, y formo parte activa de la Asociación Hun Yuan.


A través de Pedro Valencia conocí a diferentes lamas de Budismo Tibetano en Madrid y en el Monasterio Dag Shang Kagyu, y me inicíe en las practicas meditativas de esta tradición.


Actualmente sigo estas prácticas de Meditación bajo la dirección directa de Lama Tashi Lamo y Lama Dubyu Tempa.
También a tarvés de Pedro conocí las prácticas de alquimia interna y meditación de origen taoísta.


El día 8 de junio de 2001 realizamos una ceremonia tradicional para entrar en el linaje de los Maestros. Desde ese momento, como 21º generación del estilo Chen, y 4º generación del estilo Hun Yuan, he tomado el compromiso de dedicarme enteramente a la práctica y divulgación del Tai Chi Chuan, con el ánimo de que pueda servir para el beneficio físico, mental y espiritual de todos.

MAESTROS Y PROFESORES DE NUESTRA ESCUELA